Fábulas de Nostradamus
 

Amaro, gran poeta del siglo VI

百度 中文 EN FR PT RU **

NOSTRADAMUS: Desvelando el misterio de las fábulas

Según una teoría no comprobada, las famosas profecías de Nostradamus, casi un mil en total, incluyen treinta y nueve fábulas escritas por Guanachiri Amaro, un poeta desconocido del siglo VI. Casi mil años más tarde, estas fábulas cayeron en manos de la sociedad secreta de la Rosa Cruz, y las fábulas de Amaro fueron traducidas del latín al francés para inclusión en las profecías de Nostradamus. Solamente la Invocación de la ley contra los críticos ineptos, una estrofa que servía como una introducción a las fábulas, se quedaba en el latín original:

Legis Cantio

Esto se traduce como sigue:

Los que lean estos versos, reflejen en ellos maduramente,
Que lo profano, vulgar e ignorante no sean atraídos,
Que todos los astrólogos, idiotas y bárbaros se queden lejos,
El que hace lo contrario, en vano sea sagrado.

Consistente con el vocabulario latín del siglo VI, las fábulas emplean "Gallia" (Francia), "Babylonis" (Irak), "Persarum" (Irán), etc. Los nombres de algunos lugares, tales como "Londinium" y "Aegyptum", son casi igual hoy como en aquel entonces. Típico de la poesía latina, las fábulas también emplean un gran número de figuras retóricas, aparentemente con el objetivo de comunicar la máxima cantidad de información en tan pocas palabras como sea posible. Al parecer, Amaro fue un experto en el uso de lenguaje simbólico.

Según los escritos de los Rosacruces, el autor de las fábulas estaba en los Andes durante la vida del segundo Inca, Cinchi Roca, quien vivió de 548 dC a 675 dC. Otros historiadores, sin embargo, dicen que Cinchi Roca vivía en el siglo XIII, algunos seiscientos años más tarde, pero las fábulas mismas hablan de un período que corre de 580 dC a 700 dC. Consistente con estas fechas, la palabra "Blenni" no estaba en el latín clásico pero ahora había entrado al idioma. Además, las fabulas se refieren a los "Anglii", un tribu poco conocido antes de su migración a Inglaterra acercándose a este tiempo.

Es algo incierto si hay una relación linguística entre las palabras Amaro y Aymara, nombre de un pueblo que ocupaba la región de Tiahuanaco. En el siglo XVI, el último rey de los Incas ("Topa Amaro") adoptó Amaro como su apellido, sugiriendo que este nombre era sagrado en los Andes. Para explicar cómo las fábulas llegaron a ser escritas en el idioma latín, los Rosacruces postularon que Amaro viajó desde la antigua ciudad de Tiahuanaco ("Tiaguanaco") al mundo clásico: "per Atlanticum Mare usque ad Mare Mediterraneum", así es de presumir que Amaro aprendió el latín viajando a través de los vestigios del imperio romano.

Los Rosacruces han recopilado todas las leyendas andinas que hablan de Amaro. Una de las leyendas dice que Amaro enseñó la agricultura ("tierras sembrar") a la gente andina. Otra leyenda dice que él fue un "pescado" (pez), y de hecho él parece como un pez en uno de los dibujos de Tiahuanaco:

Amaro, pez

Y aún otra leyenda dice que Amaro podía "volar por el aire" como un pájaro, y, de veras, en otro dibujo de Tiahuanaco él parece estar a punto de despegar:

Amaro, volador

En realidad, todo lo que los Rosacruces dicen sobre Amaro es un poco difícil de creer. A pesar de esto, por falta de una buena alternativa, este sitio web se referirá al autor por el nombre de Amaro en los comentarios sobre estas fábulas.

 


Baidu
BR
Hao123
BR
Я
RU
新浪
CN
QQ
中国

http://mortenstgeorge.com/

 

Tabla de comentarios

Arriba

Incantation of the Law Against Inept Critics by Morten St. George